Cumbres climáticas y Cov-27: breve información

Numa P. Maldonado A.

La euforia por seguir el desarrollo del Campeonato Mundial de Futbol de Qatar (20 noviembre – 18 diciembre), donde compiten 32 equipos que representan a los mejores de los cinco continentes, entre ellos nuestro seleccionado nacional, ha concitado la atención mundial, ubicando en el segundo plano cualquier otra noticia, incluso una tan importante como la COV-27, evento sobre el cual hemos enfocado esta entrega.

La COV-27 es una más de las Cumbres sobre el Cambio Climático y cuestiones ambientales que, desde 1972, debaten sobre el futuro del planeta. A estas reuniones asisten representantes de todos los países del mundo y en estas se llegan a importantes acuerdos, aunque muchos de ellos no son suscritos por los países con mayor responsabilidad en el calentamiento global, o los cumplen a medias o los ignoran, justamente esos mismos países. De todos modos, hace algo más de 50 años, a partir del Club de Roma, integrado en 1968 por más de 100 expertos de varias países y especialidades, el mundo empieza a preocuparse por imponer un nuevo orden que frene las actuales catástrofes, restablezca el equilibrio de los ecosistema y funde un mundo más equitativo, solidario y vivible.

El objetivo de estos encuentros es aplicar los artículos de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que pretende limitar los principales causantes del calentamiento planetario: los gases de efecto invernadero. Su origen se remonta a la Cumbre para la Tierra celebrada en Río de Janeiro en 1992, que logró un consenso mundialhacia el desarrollo sostenible y la protección ambiental: el Programa 21, precursor del Convenio Marco, suscrito hoy por 195 países: una relación directa entre desarrollo económico, desarrollo sostenible,consumo energético, modelo de transporte, destrucción de la capa de ozono y contaminación atmosférica global.

 El siguiente gran paso fue impulsar las cumbres climáticas anuales llamadas Conferencias de las Partes (COP en sus siglas en inglés, se entiende por “partes” a los países). La primera fue aprobada por el Mandato de Berlín en 1995 y desde entonces su labor consiste en revisar la aplicación de lo acordado por la Convención Marco y negociar nuevos compromisos.

Aunque las COP se organizan todos los años, algunas se consideran más notorias que otras por la relevancia de sus objetivos o sus desencuentros. Entre estas, sin entrar en detalles destacan  Kyoto (1997), Copenhague (2009), Varsovia (2013),  París (2015) o COP 21. En la Conferencia de París, por primera vez tanto los países desarrollados como en vías de desarrollo se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, fundamentalmente el CO2.

La 27 Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2022, la COP 27, se llevó a cabo del 6 al 18 de noviembre de 2022 en Sharm el-Sheij, Egipto. Sus logros más destacados son: 1) creación de un fondo específico para pérdidas y daños en favor de los países más afectados por el cambio climático, que son los países del Sur o más pobres (África, Asia, América Latina); y, 2) destinar más de 230 millones de dólares al Fondo de Adaptación (al cambio climático), mediante soluciones concretas. Resoluciones que serán evaluadas por el COP 28 y ojalá tengan una aceptable calificación.