¿Cuándo nos habían mezquinado* un perolito de cachaza para los puercos?

(Una pista de hielo sobre un granizado de Jipiro, cariños y una que otra controversia)

Patinar con paraguas

en cerámica de verano

ballenas que distraigan

aromas del Malacatos.

Hermano nos quejamos

del mercado y el lojano

nuevas obras imploramos

serruchamos al de al lado.

Que ya tiene nuevo carro

El fulano de tal es sultano

“Hazte ver la tos de tarro”

Tienes mil concesionarios.

Quien no tenga rabo de paja

que salte al techo de vidrio

como a cada niño a cada piñata

las leyes se aplican según el bolsillo.

¿La felicidad es el derecho del ciudadano

siempre y cuando usufructúa el Estado?

Mamarrachos con discurso de enajenarnos

la armonía y “unión” que nos ha caracterizado.

La noche buena como dice la abuela:

paz y amor aunque no sea una gran cena

unión de todos los hermanos de la tierra

seamos la tinta de un poema que se crea.

¿Emergencia electoral o vísperas de navidad?

aspirantes políticos obsequian fundas de miseria

canasta, bono y pavo que alcance el recalentado

para afinar tijera en redes sociales y en fin de año.

Lojanas que no les tiemblen la pluma y la palabra

Que no se les caigan los alter egos en las baldosas

repara las goteras que no se te meta agua al patio

peor que te meta la estrategia el disque candidato.

¡Felices fiestas, Ciudad Arcoíris!

 (Tomado del libro “Pedro sin iglesia”)


* Mezquinar: Impedir a alguien el disfrute de un bien o el ejercicio de un derecho.