Quilanga se reactiva

Juan Luna

Quilanga, 25 de febrero 2022

En un pequeño rincón de nuestra provincia de Loja, al sur oriente se ubica el pequeño cantón Quilanga, que bordea ya los treinta y tres años de ser elevado a la categoría de cantón con todo lo que significa independencia y autonomía para la toma de decisiones en su organización, planificación y ejecución de obras en bien del desarrollo integral de sus habitantes.

La pandemia. Igual que en el mundo enteró, afectó a las personas y a la economía de sus habitantes que en su mayoría viven de la producción agrícola, especialmente el café, la ganadería y el comercio de pequeñas tiendas en sus parroquias y barrios, buena parte de jóvenes salieron en busca de mejores días en el trabajo de la minería. Su lucha por la sobrevivencia en esta aguda crisis de salud también llenó de esperanzas a la familia quilanguense. Las secuelas de dolor por la enfermedad y muerte de familiares y amigos no estuvo ajena.

La colaboración, el cuidado solidario, respeto por las medidas de bioseguridad y el programa de vacunación fue observado por sus habitantes, especialmente con los adultos mayores, los niños y las niñas experimentaron el mayor cuidado de su salud, alimentación y la generosidad de sus habitantes.

El correr de los días va abriendo paso a la reactivación de la vida y de la economía. La alegría y esperanza aflora en sus habitantes, el verdor de los campos regados por la lluvia, el sonido de sus quebradas y ríos entretienen a propios y extraños, la naturaleza prodigiosa de bondad anima el trabajo y la lucha por cada día mejorar la calidad de vida.

Mejorar la calidad de vida es el propósito que motivó a un grupo de emprendedores y emprendedoras a encaminarse en la ruta del agroturismo, el turismo, las gastronomía, la  naturaleza, la cultura y el arte a fin de promocionar y posicionar a nuestro cantón como un destino turístico y productivo por la riqueza de su paisaje, clima, turismo de naturaleza y aventura, agroturismo en sus fincas de producción cafetalera orgánicas y certificadas; gastronomía local y tradicional, arte, cultura, diversión y espacios para el hospedaje se proyectan como alternativa a los ciudadanos que gustan del turismo, la aventura y del encuentro con la familia.

Esta alternativa de desarrollo desde el turismo y la naturaleza es una oportunidad y nueva posibilidad de desarrollarnos integralmente y mostrar el potencial que Quilanga mantiene y que por las circunstancias se ha descuidado o se lo ha invisibilizado y que gracias a la iniciativa de los emprendedores-as privados, el apoyo de Turismo Digital Ecuador efectuaron una estrategia de comunicación de paseo familiar con agencias de viaje, operadores de turismo y periodistas para mostrar lo que somos, tenemos y soñamos. El apoyo de autoridades animó la iniciativa.

Es un momento histórico porque nos ha unido y precisa seguir unidos sector privado y público con objetivos comunes para mejorar la calidad de vida y visibilizar un proyecto de desarrollo humano integral desde el turismo y el cuidado por la naturaleza. En este momento de reactivación la conjunción de fuerzas e ideas nos conducirá a construir juntos el cantón de nuestros sueños.

Buen viento y buena marea.