Digitalización de los servicios públicos en los gobiernos locales

Edwin Villavicencio

La satisfacción de los usuarios por los servicios públicos recibidos por los 221 municipios de Ecuador, en su mayoría, están con una calificación de percepción de la calidad en términos de satisfacción muy baja e insisten en modelos de gestión antiquísimos, que a conocimiento o no, redunda en procesos que ahondan más la crisis de gobernabilidad y legitimidad de los instituciones y Autoridades de Elección Popular.

En el caso del cantón Loja, específicamente el Municipio de Loja, mantiene índices de percepción de la calidad de los servicios públicos, en términos de satisfacción muy bajos, con un modelo de administración que continua sin entender, que el fin de un periodo o varios periodos de administración que como ciudad ha mantenido, es lograr la satisfacción del usuario, así como la solución de los problemas locales, en el ámbito de sus competencias, para lograr valor público, y no incrementar el beneficio únicamente a los grupos cercanos a quienes están en el poder o rigen con sus intereses corporativistas.

Sumado a lo contextualizado, en el gobierno local cantonal, vive con crudeza de la ineficiencia y la desidia. Para ello, es necesario innovar los procesos y lograr la eficiencia en los servidores. Una alternativa, es la digitalización de la prestación de los servicios públicos, no como un sistema de “Cero Papeles” donde hay más papeles y hasta se pierden ante la paciencia e inoperancia municipal. Este proceso de digitalización debe propender a conseguir valor público, por ende, satisfacción ciudadana, donde casi ninguna Autoridad presta atención o dirige sus esfuerzos de gestión.

Con la digitalización de los servicios públicos municipales las posibilidades que se abren son claras y el límite lo pone la imaginación para pensar intervenciones, y usar la evidencia para identificarlas y la capacidad de gestión para implementarlas. En este sentido, el informe busca operar como fuente de inspiración y como un llamado a la acción, con un enfoque centrado en la relevancia de la priorización. En un contexto donde los recursos fiscales y la capacidad de implementación son limitados, resulta imposible realizar todos los proyectos disponibles. Para ello, la tecnología puede ayudarnos a abordar numerosos desafíos de políticas; la economía, a priorizar entre los distintos proyectos que se nos ofrecen. La importancia de priorizar adecuadamente las inversiones es una recomendación tradicional, pero que cobra aún mayor relevancia en proyectos de uso de la tecnología, ya que el informe documenta una gran variabilidad en el valor agregado de los diferentes proyectos y mejores posibilidades de incrementar la satisfacción y el valor público local.

Es menester actual, contar con Autoridades y modelos de gestión que pretendan digitalizar la prestación de servicios públicos, donde es crucial analizar los beneficios y costos de potenciales proyectos digitales con el fin de invertir en aquellos que puedan generar mayor valor para la sociedad a fin de lograr gran valor agregado.